¡Bendita High Definition!


Jamás he sido de esas personas que se resignan a correr en círculos, que siguen la voz y la palabra de un líder al pie de la letra, y que venden su propio pensamiento, es más, me encanta ser de esas personas que rompen con todos y cada uno de los tabúes posibles.

Soy de los que viven humildemente, de los que viste con vaquero y sudadera, de los que tienen tatuajes, defensor del LGTB, reivindicativo hasta la médula, a veces rozo el nacionalismo gallego, jamás he apoyado ciegamente a nadie ni he defendido lo indefendible, y ahora, para colmo, con dilatación en la oreja.

¿Dirían que soy militante de nuevas generaciones del PP de Galicia? A veces cuando voy por la calle tengo más pintas del 15-M que de militar en este partido, pero como decimos los gallegos "é o que hai". De pueblo, con la cabeza muy alta, y muy orgulloso de ser como soy. De no deberle nada a nadie, y de ganármelo todo con el sudor de la frente.

Las apariencias engañan, y mola decir que soy la excepción que confirma la regla. Que soy de esos que se juntan con todas las gentes posibles independiente de su ideología, sexo, raza o condición, y que no lo veo todo ni blanco, ni negro, ni gris. Que la vida se tiene que ver a color, y me alegra decir, que yo la estoy viendo y viviendo en Alta Definición.

¡Bendita High Definition!




Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado