I Promise

Bueno. La última entrada del año, no obstante no voy a escribir a cerca del 2011. Simplemente diré que ha sido un año cargado de nuevas experiencias y nuevas decepciones. Un año donde he cambiado un poco más y me he hecho más adulto… Tanto, que ahora la política ya ocupa una pequeña parte de mi tiempo, además de escribir, estudiar o remar. ¿Al Año que viene que le pido? Buf.. En el primer mes ya tengo una batalla campal con los exámenes y la llegada de una carta que llevo esperando cuatro meses, así que solo pido salud y fuerza, para los milagros ya tenemos al del vino. Ahora os dejo la entrada. Feliz 2012 a todos, y que lo paséis en compañía de vuestros seres queridos, yo gracias a Dios, pasaré el fin de año con mi familia y mis amigos. Te la dedico a ti, mi Ángel de la Guarda =)

Es cierto que han pasado estaciones, que han caído las hojas de los árboles y que estos han vuelto a sacar sus frutos en primavera. Es cierto que las olas se han roto en incontables ocasiones contra las rocas, y que la espuma blanca ha bañado todos y cada uno de los granos de arena que hay en el océano.

Es cierto que las lágrimas han regado todos los surcos de la piel, y que las sonrisas han aumentado las arrugas. Que si miras dentro y al fondo, al final de todo y a la izquierda, en un rinconcito pequeño donde antes había una hoguera, ahora solo queda una vela. Una llama. Una luz a la que la oscuridad le ha estado soplando largo tiempo para acabar con ella, pero que ha permanecido impasible y protegida por un escudo de cristal de Luna.

Es cierto que  si piensas que estas vencido, en verdad lo estás, que si piensas que no te atreves, no lo harás, y que muchas carreras se han perdido sin antes haberlas corrido. Muchos cobardes han fracasado por el miedo a empezar. Porque en la batalla de la vida no gana ni el más fuerte ni el más rápido, en la batalla de la vida, solo gana aquel que cree que puede hacerlo.

 Y yo... Voy a Ganar. Lo Prometo.

Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

Alicatado

A mi manera