Equilibrium

Esto es lo que siento cuando me sumerjo en mi imaginación a la hora de escribir:


Era la noche antes a la creación del mundo, cuando no existían ni las palabras, ni los sueños, únicamente oscuridad o luz. Pero nunca ambos. Entonces un día un escritor comenzó a escribir con fuego nuestra historia. Comenzó a grabar a fuego cada palabra y cada idea, haciendo un viaje al corazón del niño que era un hombre.

Se sentó en una orilla donde no había agua, comenzó pintando la soledad, y finalmente la derivó en un copo de nieve que caía sobre su mano. Imaginó un mundo.Creó un planeta que caía sobre las estrellas, y al mismo tiempo, caía con ellas. Un planeta en el cual un pintor, al leer la obra nacida de la imaginación del escritor, le dio color a la vida. Le creó un marco a la poesía. Una vez la vida tuvo color, nació la inocencia en los sueños del hombre. Los cometas que cruzaban el cielo azul y las chimeneas que iluminaban al compás de la luna llena. Nació una historia que leerá tu verdadero yo. 

Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

Alicatado

A mi manera