Nunca cerraré los ojos


Deseo que esta noche nunca termine, me encantaría seguir notando el roce de nuestros cuerpos bajo el cálido aliento de la luna y no dormirnos nunca,  ya tendremos tiempo de dormir cuando estemos muertos. Vamos a permanecer despiertos hasta que nos hagamos viejos, no podemos perder más tiempo. Ninguno de nosotros está comprometido para ver el mañana y lo que hacemos es nuestra decisión.

Olvídate de la lucha contra el sueño de tus ojos. Es muy difícil pensar que esto podría desaparecer, pero todo lo que sube tiene que bajar. ¿Por qué no podemos simplemente vivir la vida sin consecuencias? Es simple, solo vive el ahora. Vive minuto a minuto sin miedo y sin mirar atrás, pero sobre todo vive.

Qué más da el morir si una vez muerto solo podré seguir a tu lado, qué más da el morir, si el aroma de tu pelo no va a dejar de charlar con la almohada. Olvídate de la salida del sol, porque si por mi fuera, jamás cerraríamos nuestros ojos. Solo piensa que la noche eterna, es para compartir entre tú y yo.

Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

Dos cero dieciocho

A las bravas