Te echaba de menos..

Lamento no haber escrito antes pero estuve algo enfermo por culpa de las muelas del juicio y ahora que estoy mejor creo que va siendo hora de retomar los hábitos, aunque no esperéis algo grande y bonito que aun estoy jodido, que llevo desde el Lunes sin comer sólidos…

"El miércoles me encontré de nuevo con él. Me abrazó con sus brazos fríos y llenos de vida. Llenos de esperanza. Mi boca llena de llagas comenzó a dolerme, a arderme, a curarse por el salitre de su aliento.  Notaba como me acogía, como mis pies se volvían contentos al rozar con su piel, como volvía a latir nuestra vida como una sola, cuando no hace mucho, vivía gracias al eco del latido de su corazón, que me alimentaba en las mañanas bañadas de humo y estrés. Lo escuchaba en el destierro. Cuando me asomaba a la ventana mirando a la lejanía y deseando volver a él. Volver… Notarlo de nuevo a mi lado… Notarte tan cerca… Sentirte y volver a vivir. Cerrar los ojos como antaño mientras las puertas de su casa se abrían para mí. Como las puertas del Atlántico me llevaban de nuevo a él. A ese preciado tesoro que ha sacado lo mejor de mi interior, y que lo continuará haciendo en un futuro. Cuanto te he echado de menos."


Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

Alicatado

A mi manera