Mi Tesoro

Hoy, después de bastante tiempo, he ido a misa. Muchos diréis que me he dado una ostia considerable al levantarme por la mañana o que los santos lloraban sangre al verme entrar por la puerta, incluso que el agua bendita me quemaba en la frente. He de decir, que era la comunión de mi primo. Puede que no crea en la Iglesia, pero los discursos que dice nuestro cura, la verdad, siempre me han servido para algo y el de hoy me ha llegado al alma. Dice unas grandes verdades ese hombre.

Hoy hablaba de que es para nosotros nuestro tesoro. Cuando cerramos los ojos y pensamos en nuestro tesoro... ¿Qué imagen os viene a la mente? Al principio supuse "Ahora dirá que es Jesucristo, dirá lo mismo de siempre y que si no somos buenos iremos con un billete de primera clase al infierno. Jesús es amor y ese es nuestro tesoro." Finalmente, su respuesta fue la familia. Pero no se refería a la familia como tal, pues la verdadera familia también la forman los verdaderos amigos, la gente que siempre está apoyándote, que te quiere y que estará contigo hasta el final. Esa gente que se preocupa cuando estás triste, y que sonríe cuando alcanzas un gran éxito. Esa verdadera familia. (Lo marco para que quede bien claro).

También habló de las personas que no tienen esta imagen cuando preguntan cuál es su tesoro. Esa gente que suele ser egoísta por naturaleza e instinto, que solamente le importa un número abultado en la cuenta corriente y lo más importante, palabras textuales del párroco, "Gente que únicamente vive por y para el trabajo, que es incapaz de pensar en otra cosa que ganar dinero y dinero, pero que ha perdido la gran oportunidad de ver cómo crecen sus hijos ."

Y ahora… ¿Cual es vuestro tesoro? El mío... No me llegarían las palabras ni el espacio de este blog para describir uno por uno a los miembros de mi auténtica vida.

Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado