Escapist

Escapismo. Aparecer de la nada y desaparecer bajo los eternos rayos de la luz del sol, bajo la intensa mirada del futuro devastado que se ceba con nosotros, que se quema con cada minuto de vida y se escapa por mi boca cuando te beso.

La muerte del mundo, la que cantaban los libros ajados cargados de historia y llenos de polvo, los que se amontonaban sobre las historias de enamorados que jamás encontraban su verdadero amor o que se conformaban con la tranquilidad de una simple caricia, de un simple te quiero grabado a fuego bajo las constelaciones de un universo paralelo.

Yo no quiero ni caricias ni frases afloradas, no quiero abrazos bajo los solsticios ni en los ocasos de cada primavera, no quiero silencios rotos por el latido de nuestros corazones, ni mucho menos quiero brisas que nos acaricien los rostros bajo la atenta mirada de la luna.

            Lo único que quiero, es a ti. 


Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

Dos cero dieciocho

A las bravas