Changes

Tú eres el resultado de tus acciones.

Jamás le achaques o culpes a otra persona de tus desgracias, porque tu vida es sólo tuya. No existen circunstancias favorables o desfavorables, tan solo existen personas con un corazón lleno de voluntad o vacío de la misma.

Como dijo Neruda: “La causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro lo será tu presente.”

Deja de autoengañarte, tú mismo eres el responsable de tus fracasos, al igual que lo eres de tus victorias. Creer que tus acciones no tienen consecuencias es burlarse de todo cuanto principio termodinámico hay en el mundo.

Los cambios no son nada fáciles, de hecho creo que por definición la palabra cambio tendría que tratarse en ocasiones como sinónimo de la palabra sufrimiento. La energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma, y toda transformación en más de alguna ocasión nos acarrea desconcierto y alguna que otra lágrima para compensar el equilibrio de la balanza.

Si algo no te gusta cámbialo, si no lo haces tú nadie lo hará por ti, y más que venir a sufrir a este mundo se vino a dejar tu huella, a ser feliz sobre todas las cosas, y a pelear por los sueños que nacen y crecen en el interior de uno mismo.

Que nadie te marque los pasos que debes seguir, y a aquellas personas a las que quieras seguir, que sea por el sólo dictado de tu corazón.


Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado