Waves

Cógeme de la mano si estás dispuesto a recorrer un camino sin asfalto que recorre el corazón del universo, si estás dispuesto a fracasar en cuanta empresa realizar con el único objetivo de llegar al cupo de experiencias necesarias antes de los 25, para asegurarte que los errores son esa experiencia que marca un antes y después.

La vida nunca ocurrirá de la misma forma en la que lo tienes planeado porque ese, al fin y al cabo, sería un camino simplísimo.

Nunca sabrás el significado de una meta gasta que logres llegar hasta ella, hasta ese momento en el que veas el kilómetro 0  de llegada con tus propios ojos y las lágrimas empiecen a nublarte la vista, cuando el corazón aumente de ritmo y el dolor del cuerpo se haga más presente, cuando todo comenzará a gritarte más alto para que no cruces la línea.

Son los recorridos que hacemos entre un punto de partida y nuestros objetivos lo que nos sirve de experiencia, y como dijo un sabio profesor: es la calidad de las convicciones y no el número de seguidores lo que marca la diferencia. 




Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado