Hurry up!

Mañana puede ser uno de esos días en los que no tienes ganas ni de levantarte de la cama, o en el que si lo haces, tu vida de un giro de 180 grados, junte oriente con occidente, y tengas la mayor conjunción astral de lo que llevas de vida.

Mañana puede ser un día de estos que hacen historia, puede ser uno de esos días en los que si crees que es posible será posible, en los que vale la pena un madrugón del copón aderezado con un buen centenar de kilómetros para desayunar, un día de esos que podrás decir a tus hijos “yo estuve ahí; yo estuve ahí y la lié pardísima”. 

Mañana si te levantas puede ser el día que llevas esperando después de largos meses de trabajo de hormiga, de perseverancia cuando todo parecía sepultado bajo la losa del papel de oficina y que nada bueno podía salir de ahí.

Mañana lo único que tienes que hacer es levantarte de la cama, sonreírle a la lluvia que barrerá la calle, y decirle que nada ni nadie se va a interponer entre tu futuro y tú. Hurry up! Today is the day! It’s the hour to save the World!


Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado