Esperando

Me siento en el alfeizar de la ventana mirando al horizonte, esperando que la luz del alba me muestre algo nuevo y que mis ojos aún no hayan visto, algo que haga que mi corazón resucite de un eterno letargo en el que lleva confinado tiempo ha.

Me pierdo en las gotas de la lluvia, en las noches de luna llena tirado en el campo mirando las estrellas fugaces que surcan los cielos sin un destino claro, simplemente imaginando donde estarás, quien serás, como serás.

Miro a la inmensidad del universo cada noche mientras el viento me invita a seguir soñando, mientras las luces del infinito me iluminan el camino, y aquí sigo esperando. Esperando por ti, esperando por el roce de nuestros labios, esperando encontrarte al caer la noche y al alzarse el día.


Esperando.


Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

Dos cero dieciocho

A las bravas