Bajo un cielo lleno de luces


Esto es para ti y para mí, para que vivamos juntos el caminar de un mismo sueño, mientras el cielo se llena de nubes que flotan de la nada. Para que sintamos el abrazo del salitre, y que estamos justo donde tenemos que estar.

La ciudad se postra ante nuestros pies, pero seguimos abajo descubriendo lo que es luchar por llegar un poco más alto, pero esta noche no hace falta que enciendas la luz, no hace falta, deja que brille por nosotros.

Abre los ojos, ábrelos, y cuando lo hagas mira encima de ti, porque te encontrarás bajo un cielo lleno de luces.



Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado