Ha llegado la hora

Ahora te siento más cerca que nunca. Ahora mismo sí que se que eres real y que existes. Ahora sé que tantas horas, tanto esfuerzo y tantos dolores de cabeza darán sus frutos. Reabriré el baúl de los recuerdos para buscarte de nuevo y sacarte a flote. Aquello que he creado con 15 años tiene que ver la luz de una vez por todas. Se lo merece.

Han sido años de lucha, de desgaste de teclas y de horas de cansancio acumuladas, pero ahora por fin has vuelto de la batalla. Has vuelto izando el estandarte de la victoria en una de las batallas más importantes que has podido librar. Has vuelto. Y ahora me toca a mí rematar la guerra.

Ahora se encuentra en mi mano. En la palma. Lo estoy tocando y sé que no se esfumará. Sé que es terreno sólido, duro, real. No hay ni ilusiones ni falsas esperanzas. Ha llegado la hora de desenfundar la espada de un intento de escritor con la mayor gallardía y honorabilidad posible. Ha llegado el momento que llevo esperando años. Ha llegado.

Es la hora de ponerle punto y final. Es hora de que la verdadera obra esté acabada, es la hora de soltar la cuerda del arco, y dejar que la flecha siga el curso que tiene que seguir. Ha llegado la hora.

Me gustaría que ciertas personas estuvieran a mi lado ahora mismo, pero es por ellas, por quien tengo que apuntar al centro de la diana y obrar el milagro final. Ahora más que nunca, esfuerzo, trabajo, valor&coraje. Ha llegado la hora, de que veas la luz del Sol.


Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

Alicatado

A mi manera