No hay problema

Deja de sintonizar siempre el mismo canal, porque en la televisión siempre están dando lo mismo. Deja de sintonizar con lo de siempre, con la rutina, con el personaje que siempre quiere amargarte la vida y deja de formar parte de lo que hay a tu alrededor.

El norte y el sur se expanden en tu mente, y uno se pregunta qué es lo que hacía antes de que esta droga entrara en tu interior, de soltar amarras y saltar al vacío de la vocación perpetua. 

Te va a encantar, y es el miedo que tenías. Que la droga fuera tan jodidamente buena que acabara enganchándote, esa droga que es peor que la coca o la meta, que el cristal o el MDMA. Esa droga que acaba por llevarte por un camino que pocos han transitado.

La pasión; ponerle pasión a todo lo que hagas termina siendo la peor droga legal que pueda haber en el mercado.




Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado