Montañas

Decía una canción de Mago de Oz que cuando un sueño muere es porque se hace real. Es entonces que entiendes que en la vida si te rindes cuando más difícil se ponen las cosas jamás lograrás nada, y que si de verdad quieres hacer algo estás tardando en hacerlo, porque eso de que la montaña va a Mahoma incumple todo cuanto principio físico existe.

Si tienes como sueño triunfar en algo ya estás tardando en descubrir que es lo que se te da bien para dedicarte en cuerpo y alma a ello. Habrá gente que te dirá que estás como una puta regadera, otros que se reirán de ti y pasaran de tus aspiraciones, y una pequeña parte, esa gente que te quiere, te seguirá hasta el borde del abismo para empujarte cuando quieras bajarte del carro.

Nadie dijo que vivir la vida fuera fácil, pero más complicado es el no darse por vencido. Llegados a este punto, en el que han caído seis de los diez pilares del mundo, estás obligado a acabar con todos. Esta es una contrarreloj contra todo, donde solo tú tienes las armas necesarias para llegar hasta el final.

Si de verdad lo quieres hazlo, no te quedes con el intento.


Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado