Perdido y Hallado

                El tiempo de reflexión ha sido corto pero ¿sabeis? Ha sido más que suficiente. No voy a centrarme en temas para buscar el numero de visitas ni pijadas de esas, simplemente voy hacer lo que me gusta y es escribir. Sea cual sea el tema y dejarme de estupideces. 

               Hoy me he dado cuenta de eso hablando con una persona a la que sus "amigos" se lo han hecho pasar mal, aunque creo que todos en este mundo hemos tenido a esas personas que primero te tienden la mano y luego la factura. ¡Ni que una amistad cotizara ahora en bolsa! Gracias a ese gran amigo he encontrado de nuevo el ingenio y esa inspiración que me faltaba, y como no, esas ganas de las que presumo siempre de comerme el mundo, de luchar por vivir. Como diría un gran sabio, "la puta ha vuelto" (por favor no toméis esto como algo ofensivo ni raro, simplemente pensar en que más de alguna vez ya habéis llamado a vuestros amigos o amigas de esta forma). Pero es que en esta vida tienes que serlo. Tienes que ser muy pillo y saber que no toda la gente es buena, que incluso tu propio hermano puede jugártela en asuntos de dinero, o que tu pareja te pone los cuernos con tu mejor amigo. Hay que ser puta porque hay que saber amoldarse a la situaciones y perder la vergüenza en esta vida, saber plantarle cara a las adversidades y miedos, poner los cojones sobre la mesa y decir "Aquí estoy yo, y voy a luchar por lo que quiero". Eso para mí es el verdadero significado de ser una "Puta", no tenerle miedo a nada, tener valor y lo más importante, un objetivo por el que luchar en esta vida.

               ¿Nunca sentisteis un escalofrío al escuchar una canción? ¿O tan siquiera con una caricia o una brisa suave del viento de verano? Parecerá increíble, pero he despertado por fin ese sentimiento dormido que tenía dentro de mi, ese escalofrío al imaginarme las escenas que se viven en la imaginación. Otros dirían que es la primavera, pero yo se que por fin has llegado. Por fin has llegado, mi perdida inspiración.

Entradas populares de este blog

No enemies

Piedra y agua

Las pilas de Nesperino