Nuevas reglas


Hay decisiones que cuestan mucho tomarlas, pero si quieres ser el mejor en algo, sólo puedes avanzar, hacerte de piedra y no apartar la vista del objetivo. No serás el único que quiera serlo, y tendrás que luchar por ello.

Sólo Dios sabe lo complicado que ha sido el llegar hasta aquí, y lo difícil que será recorrer este camino, un camino que necesariamente se recorre en solitario. 

Supongo que ahora entiendo porque el Universo ha apeado determinadas cosas y a determinadas personas. Quizás no era el momento, pero es que allí a donde voy, ahora entiendo que nadie puede acompañarme. 

Es un viaje de un único pasajero que no tiene retorno; un viaje en círculo que cuando se complete te hará llegar al mismo punto, pero totalmente cambiado. Un viaje que requiere de un sacrificio enfocado a una dedicación plena y absoluta. El viaje hacia donde me llevan el corazón, la cabeza y toda una vida de preparación.

Cada día un paso más cerca de la meta, de ese sueño que tiene sus trece años, pero hoy... Hoy voy a detenerme a saborear el éxito de esta etapa que se acaba. Mañana empieza la siguiente etapa del tour, y vamos con más ganas de superación que nunca.




Entradas populares de este blog

No enemies

Las pilas de Nesperino

Nothing or all