MW

Creo que la gente se sorprendería de lo que hay detrás de una M y de una W. Una misma letra, pero inversa, un especie de ying y de yang, una especie de lo que es estar bien o mal.

Y es que a veces te enfrentas a lo que parecer correcto por lo que tú sientes que es correcto, a veces te enfrentas a la opinión de los demás por encima de lo que puede ser la opinión de uno mismo. Porque no hay nada peor que hacer lo que consideras correcto en lugar de hacer lo que sientes correctamente.

Es difícil tener el valor suficiente de decir lo que eres, lo que te gusta, y mantener la cabeza tan alta que ni la fuerza de la luz del sol te hace bajarla. Porque vivir y ser uno mismo tiene una fuerza interna fuera de lo normal, y es que vivir fuera de lo normal es lo realmente sexy.

Hablamos de quién te hace temblar el suelo con el solo hecho de mostrar su sonrisa. Hablamos de quién tiene valor para esperar, de quién tiene valor de luchar cuando la batalla está perdida, pero es que ninguna batalla está perdida mientras haya quién esté dispuesta a librarla.

Siempre hemos librado las batallas más difíciles, y el universo siempre ha respondido con su carga de rohirrims. Confío en que Rohan siempre responderá y que en esta ocasión, no será la excepción.



Entradas populares de este blog

No enemies

Ratón y mantequilla

Las pilas de Nesperino