Cinque


Y ahora por un momento para quieto, y mira hacia atrás.

Durante años siempre te has obsesionado con mirar al futuro, pero hoy, justamente en este día 20 de febrero de 2023, mira al pasado.

Mira a quien tuvo que crecer en medio de la niebla y subido a los árboles para buscar un sol que nunca daba el suficiente calor. Mira a quien se vio siendo adulto antes de tiempo, a quien se vio persiguiendo sueños imposibles que los años le han devuelto cumplidos.

Mira a los ojos de quien se impuso guerra a guerra, derrotado en batallas y logrando después de ellas victorias. Mira a los ojos a quien sabiendo lo dura que es la derrota, jamás renunció a ganar.

Mírale a los ojos, y recuérdale que lo ha logrado. Que los años de sangre y polvo en los que la paz era solo un sueño, hoy caminando por los adoquinados de la Ciudad Eterna se han vuelto realidad.

Dile que será todo aquello que se proponga, siempre y cuando nunca deje de soñar.



Entradas populares de este blog

No enemies

Piedra y agua

Las pilas de Nesperino