El momento

 

Las situaciones importantes de la vida siempre suelen suceder de improviso. Puedes estar todo un año planificando sobre una fecha o un detalle en concreto, que ya se encargará la vida decirte: “Te jodes, ahora es así porque lo digo yo. Soluciónalo”.

Es como un jefe hijo de puta, como los lunes a las siete de la mañana sin cafeína o como un martes festivo. Pero como todo lo que en verdad merece al pena, si de verdad tienes ganas e ilusión en que salga adelante, conseguirás hacerlo. 

Conseguirás hacerle frente a lo que venga con ello, y aunque no sea exactamente tal y como lo habías soñado, será tan increíble que te hará feliz. Que nos tiramos toda la vida pensando en el momento oportuno para ser felices, sin darnos cuenta de que el momento para serlo es ahora.



Entradas populares de este blog

No enemies

Las pilas de Nesperino

Nothing or all