Del dolor a las estrellas


Deja de llorar y no dejes de caminar. Porque hay personas que son extraordinarias en tu vida que finalmente se han perdido por ser incapaces de aguantar el sufrimiento y darse por vencido, al igual que hay personas normales que llegan a los lugares más insospechados porque su única meta en la vida es no rendirse.

Porque la tenacidad es la capacidad de avanzar hacia adelante sin importar nada de lo que suceda, es el arte de sobreponerse a todo y a todos, de ir a por todo y contra todo. 

Todos los seres humanos de este mundo sentimos dolor, sentimos la frustración de no poder con todo o la ansiedad de no lograr lo que uno quiere a la primera. Todos y cada uno de nosotros vivimos a la sombra de esa maldición que te dice al oído que nunca serás capaz. Los hay que sucumben, los hay que la devoran.

Si tienes que llorar, hazlo. Si tienes que gritar, hazlo. Si tienes que tomarte un tiempo para recuperarte, hazlo. Porque el dolor te hace más fuerte, y en el momento menos pensado, lo que piensas, sueñas o sientes puede llegar a hacerse realidad.



Entradas populares de este blog

La catarsis de la mariposa

Sangre y salitre

Lo que es