Samba del 1 de Abril


La solución fácil sería darlo todo por hecho, el asumir que todo seguirá igual, que no hay más solución que perder la esperanza en cambiar las cosas, que todo es tiempo perdido, que hay muros inamovibles, que prevalecen los pasos atrás.

Pero todo valdrá la pena. Absolutamente todo.

Siempre he creído que el que la sigue, la consigue. Que quien pelea hasta el final fiel a sus ideales y a uno mismo termina por llegar al destino, porque como decía Edmun Burke: Para que el mal triunfe, solo se necesita que los hombres buenos no hagan nada.

Y es en estas ocasiones, en las que lo único que tienes para seguir adelante son la confianza depositada en los tuyos y tus propias convicciones, que te das cuenta de que es todo cuanto necesitas para seguir siendo tu mismo.

Siempre hay dudas y miedos, al igual que siempre habrá quien sucumba a ellos o decida plantarles cara.




Entradas populares de este blog

La catarsis de la mariposa

Queridos Reyes Magos

2 cero 19