El Isleño

¿Cómo enfrentarse a lo desconocido cuando no sabes de qué se trata?

Es de esas cosas imposibles que en algún momento de nuestra vida nos preguntamos, de tal forma que jamás seremos capaces de encontrar una respuesta sencilla o clara. Supongo que será como los magos, que no llegan ni pronto ni tarde, si no cuando se lo proponen.

No se puede luchar contra las cosas que no están en tu mano. Lo único que puedes hacer es demostrar que mientras tú tienes las riendas de tu propio destino, eres lo suficientemente hábil como para demostrarte a ti mismo que eres capaz, por encima de lo que diga la gente. Esa misma que hoy te dice una cosa y al día siguiente cambia de opinión. 

Quizás en la vida haya que ser un poco como el isleño; el hombre que vive en su isla haciendo frente a su eterna guardia a las puerta del océano, sabiendo que como única recompensa tendrá un reconocimiento merecido y que pese a quien le pese, ya ha dejado su nombre escrito en la historia.


Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado