Siempre

En un año la vida puede dar tantas vueltas que ni te lo puedes llegar a imaginar.

Hoy hace un año de ese día que me cambió en muchos aspectos la forma de pensar, que me llevó a ser todavía más echado para adelante, a arriesgar por un sueño si vale la pena, a valorar cada minuto y cada segundo con la gente que quiero.

Alguien me dijo una vez que el Sol siempre le vence a la niebla, y es algo que nunca he olvidado. Que se pueden tardar años pero que el empeño y el sacrificio eran una apuesta segura si se querían subir escalones en esta vida. Supongo que en la ecuación también se debe añadir una gota de riesgo y dos cucharadas de suerte. 

De ti aprendí que siempre se debe pelear hasta las últimas consecuencias, y ojalá hoy estuvieras aquí para contarte el proyecto en el que estoy embarcado, aunque algo me dice que si he llegado a este punto ha sido gracias a ti.

Gracias por ser ese sol viejo, estés donde quiera que estés, gracias por seguir lanzando destellos desde ahí arriba. Aquí abajo no te olvidamos.

Siempre. In Memorian.


Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado