3º Aniversario

Tres añitos ya con el blog a cuestas.

Recuerdo cuando escribí al primera y tan arcaica entrada en la que había más faltas y más frases sinsentido que en ninguna otra que haya escrito. Recuerdo también las circunstancias con las que comencé este blog, y también recuerdo el motivo por el cual dejé de escribir para retomarlo años más tarde.

Curiosamente la vida me ha puesto en la misma tesitura, con la vida de una de las personas que más me importan pendiendo de un hilo, pero recuerdo el nombre de este blog, esas dos palabras que me dijo una persona a la que le tengo mucho cariño, y recuerdo el motivo por el cual volví escribir.

A veces la vida nos da hostias impresionantes, pero es en ese momento, en ese instante, en el que se forja el carácter y se madura como persona. De palos se aprende como dicen los sabios.

Hoy he hecho quizás más honor que nunca al nombre de este blog, y quizá no sea noticia hasta dentro de unas semanas. Sé que ha valido la pena el desahogarme y el intentar ver la vida desde otro punto de vista en este “extraño diario online”, y se que ha valido la pena defender lo que creo a través de esta página, pues se han puesto en contacto conmigo varias personas tanto por el naval como por los escritos que he llevado a cabo. 

Solo puedo daros las gracias a todos aquellos que seguís esta página, que os interesáis por las “burradas” o historias que pueda escribir por aquí, pero sobretodo, gracias por ser fieles, y que cada vez haya más personas siguiendo este blog.

Hace dos años Valor&Coraje recibió 35.570 visitas, en este tercer año de funcionamiento, han sido ya más de 68.700 visitas, unas 120.000 en total, casi duplicándose el número de lectores. Aún queda Valor&Coraje para rato, y después de la decisión que he se ha tomado esta mañana, creedme que todavía queda más Valor&Coraje que nunca.

Porque no hay ni amenazas, ni coacciones, ni absolutamente nada en el mundo capaz de frenar un corazón cargado de idealismo puro. Porque no importan las consecuencias, incluso si estas van dirigidas a tu vida privada, si con las acciones emprendidas salen ganando los intereses del pueblo.

Porque con Valor, Coraje, y Principios, se puede cambiar el mundo.


Gracias por seguir este blog J



Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

Dos cero dieciocho

A las bravas