Seguro de querer hacerlo

Una semana, en tan solo una semana todo habrá acabado de comenzar, en tan solo una semana, tendrás esa prueba de fuego que pondrá en valor si los compromisos que obtuviste a finales de Abril eran algo más que palabras o finalmente son hechos, son actos, y son todos aquellos ideales que juraste y juras proteger.

Honestidad, Lealtad, Justicia. Por si solas no son más que simples palabras que significan grandes cosas, pero si no van acompañadas de actos, no significan absolutamente nada. 

Me ha costado escoger la canción con la cual escribir esta entrada, pero quizás un “Sin miedo” es lo más apropiado. Ha habido mucha gente a lo largo de este último año animándote, apoyándote sin dudarlo tan solo un segundo mientras te decían “Estas como una completa regadera”

Hasta el final. Caiga quien caiga. Pese lo que pese.

Es hora de que las palabras pasen a ser hechos. Cada uno de nosotros tiene la obligación de hablar cuando es testigo de una injusticia. Todos.  Porque cuando no defendemos nuestros derechos, se pierde la dignidad, y la dignidad, no puede ser negociada.




Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado