"El Placer del Dolor"

Hay muchos textos por internet acerca de las aficiones de una persona o de un colectivo. La gente que me conoce sabe de sobra que mi afición es el remo, y que es lo único a fecha de hoy que consigue motivarme al máximo intentando que cada día que pasa, pueda ser un poquito mejor. Hoy en mi club, el C.R. Ares, hemos tenido un test de remo ergómetro, que es la máquina más infernal creada por el ser humano y es lo más parecido a una de las denominadas máquinas de tortura china. La pregunta que os estareis haciendo es, ¿Y a mi que me importa lo que sea eso? ¿A que viene que este tío me suelte ahora esto aquí? La respuesta es esta. Creo que todas las personas en el mundo tienen algo que las llena más que nada, que tienen algo que les produce una reaccion de placer en el cerebro superior a cualquier momento vivido. Da igual el sufrimiento que estes dispuesto a pasar, el dolor que tengas que aguantar, lo pesados que sean los días, la asquerosidad que pueda suponer sentir el ácido láctico a punto de salirte por la boca, todo eso da igual, ¿Por que? Por que haces lo que te gusta, haces algo que te llena de vida y de alegría, haces algo en lo que crees y por lo que luchas contra viento y marea. Hoy, bueno, ayer, saltó la noticia de que una de las grandes atletas españolas estaba detrás de una amplia red de dopaje. No voy entrar en este tipo de debates porque eso me parece lo más deplorable que hay en el mundo, ya que si de algo podemos estar orgullosos, la gente con la que entreno dia sí, y dia tambien, y yo, es que todo lo que tenemos lo hemos ganado a base de mucho sacrificio, de mucho sudor, y de mucha sangre. La imagenes más bonitas que tengo en mi mente no son mirando un paisaje exótico de gran belleza, ni estando en un país extranjero mirando un monumento, direis que soy masoquista... Pero nunca podré olvidar la sensación que supone sentir a 13 personas metiendo el remo en el agua al unísono mientas empopas una ola, y cojes una velocidad que no sabes cuál es porque lo único que sientes es una fuerza creciente que ruge desde el otro lado del casco. Cuando sientes 13 corazones que bombean un total de 65 litros de sangre eufórica y que son gobernados por un patrón mientras canta las 38 paladas por minuto entre la niebla de verano, notas en la nuca la respiración y los "iiieeevaaa" de los veteranos animándote, permitiendote dar cada palada más fuerte y hacer que todo vaya más rápido, haciendo que los brazos que no pueden más se recargen de energía y las piernas, que sientes casi inutilizadas, liberen todo su potencial. Por último en la ducha sientes el dolor del contacto del agua caliente con la carne llagada, con las ampollas en las manos y en el hueso palomo por la friccion con la bancada y la esponja, pero al día siguiente vuelves en busca de esa sensación, te da igual morirte en el intento otra vez, pero como dice un gran amigo, "Muere hoy, pero aún así, sigue luchando mañana". 

~Si sentir estas sensaciones es ser masoquista, yo quiero morir de dolor.

*si teneis un rato mirad, el video =) y mañana no se si escribire... Hay una cena con estas grandes personas y buuf... Planea ser MUY grande.. 






Entradas populares de este blog

No enemies

Piedra y agua

Las pilas de Nesperino