408957


Siempre nos dicen que la vida está llena de posibilidades, que hay salida para todos los problemas, y no estoy de acuerdo con ello.

A veces solo he tenido una opción. Tienes una opción y la ejecutas, y esa acción, ese único camino que podías seguir, es el que te ha traído hasta aquí.

Quiero ser fiel a ese camino; al que he elegido y también al que he seguido en algún momento por imposición divina, porque en algún momento ha sido la única opción. 

Creo que el miedo paraliza. Que, si pensamos demasiado las cosas, el miedo termina por paralizarte, y realmente no hay más soluciones que enfrentarte a las adversidades con ingenio y trabajo duro.

Y es que como decía la princesa Mérida: Nuestro destino está dentro de nosotros y sólo tenemos que ser valientes para poder verlo.


Entradas populares de este blog

No enemies

Ratón y mantequilla

Las pilas de Nesperino