Up!

Dicen que somos como recipientes y que, si estamos llenos, no podemos llenarnos más.  Que para poder subir de peldaño tienes que soltar; que para poder acumular, primero hay que vaciarse. Que cuando una hoja deja el viento, otra puede subirse a él.

Dicen que estamos hechos de polvos de estrellas mezclados con agua. Que venimos del Universo y por eso estamos en constante comunión con él, aunque no nos demos cuenta de ello. Dicen… Dicen tanta cosas que ya no sé cuales creerme.

Aunque siempre he creído que los borrachos y los niños dicen la verdad, que el miedo a lo desconocido es el peor consejero y que el mundo pertenece a aquellos valientes que deciden vivir sin miedo a amar.

Supongo que ese es el punto en el que nos encontramos. El punto en el que tomamos decisiones valientes porque amamos lo que hacemos y lo que sentimos, y en su defensa he de decir, que estamos dispuestos a realizar lo que sea necesario para mantener nuestra sonrisa.






Entradas populares de este blog

No enemies

Ratón y mantequilla

Las pilas de Nesperino