Lo que es


Con todo lo vivido, lo intenso de los últimos días y todo lo que queda por vivir, no tenía muy claro que era lo que quería escribir. Lo que quería expresar o tan si quiera lo que sentía en un momento dado. Solo he tenido claro que el amor, la amistad y la valentía de creer, son los culpables de haber llegado hasta aquí, de no haber arrojado la toalla y de seguir sumando compañeros de viaje.

A lo largo de este camino, de todos los años, de los golpes y las sonrisas, he aprendido que la gente herida; hiere, y que la gente curada; cura. Que la gente que cambia para bien ayuda a cambiar a la gente, así como aquellas personas que viven amargadas; amargan. 

Son las decisiones quienes nos curten el carácter, quienes nos hacen ir con la cabeza alta por la calle sabiendo del sacrificio de todos aquellos que nos rodean para apoyarnos en algo que está por encima de cualquier entendimiento. De cualquier lógica. De cualquier razón.

Tengo la confianza de que hay momentos duros que acaban pasando. Tengo la fe de que lo bueno siempre le gana a lo malo, porque el mal solo triunfa si hay personas que no deciden plantarle cara. De que los libros sobre caballeros, espadas y dragones siempre encierran algo de verdad.

Somos las decisiones que tomamos. Somos nuestras decisiones y nuestros actos. Somos aquello que nos proponemos ser. Seámoslo. 



Entradas populares de este blog

La catarsis de la mariposa

Sangre y salitre