Creer


Haz lo que te salga de dentro, lo que te pida el corazón, la pasión y el entendimiento. Lo que te llame de la sangre y la sinrazón de tener la libertad de ser el absoluto dueño de tus actos. Sé fiel a tu esencia. A lo que parte de tu interior frente a todo.

Deja el miedo en casa, sal a ganar y a comerte el mundo. Olvida lo que dicen las abuelas de que más vale pájaro en mano que ciento y volando. Que el futuro es de aquellos que corren riesgos y no de los que se conforman con lo que tienen. Olvídate de tener miedo por pensar a lo grande, y recuerda que ya hay demasiada gente que solo piensa en pequeño. 

Después de algo más de un año por fin te has encontrado a ti mismo. Tienes claro y despejado el horizonte como las interminables puestas de sol que te bañaban la cara, y recuerda que como dicen los sabios:

La firme intención de cumplir tu destino, te permitirá zarpar rumbo a tu largo viaje. El no permitir que nadie consiga disuadirte de abandonar tu hazaña, te hará partir en busca de tus sueños.


Y nunca dejes de soñar ni de creer en ti mismo.



Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

Dos cero dieciocho

A las bravas