Los soldados de Napoleón


Ruy Barbosa de Oliveira, que fue jurista y político brasileño, explicaba que Napoleón Bonaparte clasificaba a sus soldados en base a dos factores que el emperador consideraba clave: La inteligencia y la iniciativa.

En el primer grupo de hombres estaban los inteligentes que tenían iniciativa, a los que denominaba "estrategas" y los disponía en los puestos de comandantes y generales. En un segundo grupo estaban los inteligente sin iniciativa, a los cuales asignaba labores de oficiales al servicio del primer grupo, para garantizar que las órdenes se cumplían con presteza.  

Después estaban los ignorantes sin iniciativa, que eran la carne de cañón que se ponía al frente de la batalla. Y por último estaban los ignorantes con iniciativa, a los que Napoleón expulsaba de sus ejércitos.

El emperador consideraba que esta gente era la peor. Los ignorantes con iniciativa son capaces de hacer barbaridades y luego intentar ocultarlas a base de mentiras y engaños. Hacen lo que no deben y después dicen que no saben absolutamente nada y es que, los ignorantes con iniciativa, hacen perder buenos proyectos, buenas ideas y a buenos hombres.

Y es que como decía el gran Karl Popper: La verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimientos, sino el hecho de negarse a adquirirlos.



Entradas populares de este blog

No enemies

Las pilas de Nesperino

Nothing or all