Instinto de manos

Que no te soltarán la mano significa que tu cuerpo ha ganado una nueva prolongación, una nueva extremidad y un nuevo cerebro. Que cuenta con otra persona con la que compartirás equipo, y que hay batallas que aunque estés solo pala librarlas, tendrás a alguien animándote y aconsejándote desde la esquina de ring.

Qué extraña es esa sensación, y en especial, acostumbrarse a ello. Venir de toda una vida en la que nadie comprendía tus metas y tus sueños, y que de la noche a la mañana aparezca quien esté dispuesto a espantar tus miedos con un fuego que brilla con más intensidad que el fuego eterno.

Ganas también un nuevo par de pies, que caminarán a tu lado, y un corazón que tienes la responsabilidad de cuidar, proteger y valorar, o por lo menos, es lo que te dice el instinto. Y el instinto nunca se equivoca; que un suspiro son segundos, pero lo que uno siente de verdad, es para siempre. Como las buenas sorpresas que te da la vida.



Entradas populares de este blog

No enemies

Las pilas de Nesperino

Ratón y mantequilla