Shinjite

Cuando dudes de tu potencial, sigue creyendo en el futuro. No importa si se burlan de ti. Se paciente y hazte duro, porque algún día este dolor te será útil; porque algún día entenderás que este zumo amargo, es el que le da fuerza a los héroes cansados.

Intentarán imitarte, pero no dejarán de ser copias. De recorrer senderos que has abierto y que ya están señalizados. Recuerda la pasión que corre por tus venas, porque eso no se puede falsificar. Que la misma pasión que hace que brilles como si estuvieras quemando el amanecer mientras persigues tus sueños, sea faro y no oscuridad.

Continúa siendo esa persona segura de sí misma. Esa persona que se ha enfrentado a decenas de demonios y a la que le ha costado muchos sacrificios, lágrimas y derrotas el saber cómo vencerles.

Así que no agaches la cabeza, porque tienes el derecho de reconocer que esa seguridad que está en tu interior te la has ganado a pulso. El derecho de ser orgulloso sin llegar a ser prepotente, de ser leal sin ser transigente. Fuiste caballero de las causas perdidas una vez, y nunca has dejado de serlo.

¡Por la Orden de San Antonio, aquí y ahora!



Entradas populares de este blog

No enemies

Las pilas de Nesperino

Nothing or all