Adamas


Se dice que los diamantes son pequeños trozos de carbón sometidos a alta presión y temperatura durante millones de años. Que son los restos de meteoritos que chocaron contra la tierra antes de que el mundo fuera llamado mundo, y que no hay elemento más duro en la naturaleza.

Se dice que lo que no te mata te hace más fuerte. Que el dolor, sufrimiento y sacrificio no son más que el ABC de quien siempre aspira a algo grande y que no se conforma con lo que tiene. Que lo superlativo es el tercer apellido de un nombre que de por sí tiene más letras que estrellas en el cielo. 

Y supongo que ahí es a donde uno debe de aspirar a llegar. Hasta que las estrellas dibujen tu nombre con la única intención de que la pasión y el inconformismo sean la gasolina de tu motor. Que sean la explosión de tu vida. Que sea el brillo de un diamante que mucho antes no llegaba ni a ser un triste trozo de carbón.

Presión y temperatura; La clave siempre son la presión y la temperatura.



Entradas populares de este blog

No enemies

Las pilas de Nesperino

Nothing or all