Card

Es como cuando quitas una carta de la base del castillo de naipes, como cuando arrancas un pilar de un edificio, como ese terreno desértico que tiene tanta arena que es imposible construir algo encima de él.

Es esa bola de cristal en la que siempre estás encerrado, que te agitan cuando se aburren para ver como tu mundo da vueltas y no hay otra diversión que el alivio que sientes después de las arcadas al ver todo al revés. 

Te puedes cansar de muchas cosas en esta vida, pero nunca te puedes cansar de levantarte. Tal vez es como dice Paulo Coelho, y es el mundo está en manos de aquellos que tienen el valor necesario para soñar, y de correr el riesgo de vivir sus propios sueños.



Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado