Por Mugardos

Siempre he sido liberal, y siempre lo digo con la cabeza muy alta. Quizás no sea el más anarcocapitalista que exista, pero siempre he creído que la libertad es lo único que iguala a todo ser humano.

Vivo en Mugardos, un pueblo que con más de 1,8 millones de euros en el banco se ha cargado todas las exenciones de la contribución y que da las ayudas de emergencia con el dedo mágico de la alcaldesa de turno. “Tú sí, tú no porque lo digo yo.” Esa es la regla que impera en un ayuntamiento que se desangra en habitantes y tiene más recursos que los dos ayuntamientos vecinos juntos sin explotar, y la que seguirá imperando si no cambiamos el rumbo.

Antes de empezar en política conocía un documento que me llegó a al alma, y que recoge en esencia el motivo que me llevó a defender el sector naval, a mis vecinos, y a dar un paso adelante para decir “las cosas se pueden cambiar, y quiero ayudar a hacerlo”, y fue la Declaración de Independencia. En ella hay una frase que recoge todo lo que un liberal debe entender, proteger, y honrar: 

Pero cuando una larga serie de abusos y usurpaciones, dirigida invariablemente al mismo objetivo, evidencia el designio de someter al pueblo a un despotismo absoluto, es su derecho, es su deber, derrocar ese gobierno y proveer de nuevas salvaguardas para su futura seguridad y su felicidad.”

Básicamente dice que aquellos que tienen en su mano la opción de cambiar las cosas tienen que hacerlo. Por muy difícil que sea, por muy compleja que sea la situación, hay que defender lo que uno cree aunque la vida vaya en ello.

Los ideales que defiendo son los de la transparencia, la bajada de impuestos para ayudar más a las familias, y el tener una gestión rápida, honesta y leal que eche de su interior a aquellos que pactan con los corruptos, porque también son corruptos.

Para defender a quien más lo necesita y a quién más falta le hace. Para reanimar un pueblo que lleva muerto más de 15 años mientras los de toda la comarca avanzan. Es la hora de demostrar que la juventud formada y preparada tiene ganas de transformar el pueblo.

Porque el cambio está en tus manos, vota Partido Popular de Mugardos.


Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado