Versus

Cuando existan esos momentos en los que creas que la oscuridad es la dueña de todo cuanto abarca tu mirada, y que no hay ni un solo resquicio de luz en tu camino; cuando te quedes sin aire en los pulmones y una fría losa de agua te sepulte contra el fondo del mar, mientras notas que la vida se apaga lentamente en tus ojos, y no puedes hacer nada para evitarlo. Entonces, estén tranquilo y cierra los ojos.

Mira desde el fondo del mar como las estrellas iluminan el cielo y como tu corazón te pide un cambio de dirección, como te pide que sigas el eco de sus latidos y le plantes cara a aquello a lo que siempre juraste hacerle frente, a esos malos que siempre quieren salirse con la suya. 

Hubo alguien que una vez dijo que los malos siempre se salían con la suya, siempre y cuando los buenos no tomaran la decisión de plantarles cara.

Cuando te obliguen a no seguir a tu corazón, tan solo debes recordar que "el valor es la magia que hace los sueños realidad". Somos la calma que precede a la tempestad.


Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado