Don't regret

Si puedes mantener la cabeza en su sitio cuando todos la pierden y te echan la culpa de ello, si puedes esperar sin cansarte, si no mientes y te acosan con mentiras, si no odias a los que te odian, y no vas de sabio.

Si puedes permitirte el lujo de soñar sin ser un esclavo de tus propios sueños, si piensas y no te conformas solamente con eso, si le plantas cara al triunfo y al fracaso con la misma cara, si soportas que tergiversen tus palabras para embaucar a otros, si juntas todo lo que puedes tener y te arriesgas a perderlo a cara o cruz, y perdiéndolo vuelves a comenzar de nuevo. 

Si todo por lo que has luchado en este mundo resulta ser el mayor de los engaños y te das cuenta a última hora. Si cuando te quedas sin aire, cuando el corazón hace amagos de dejar de latir, si tus nervios están destrozados, y tan solo resistes por el mero hecho de tener voluntad de dar la cara sin desaprovechar ni un solo segundo de tu carrera contra el tiempo, puedes estar orgulloso.

Por que como dijo William Shakespeare, antes de rendirte, intenta, y antes de morir, ¡vive!, y tú lo habrás hecho.

Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

A las bravas

Alicatado