Valor y Coraje


A veces, aunque no quieras, llega el momento de ponerte al frente para cambiar las cosas. Tienes que mirar adelante porque tienes detrás gente que te sigue y que espera que les ilumines el camino, te toca ser un líder y al mismo tiempo un compañero.

Nunca le he tenido miedo alguno a las responsabilidades, siempre que se diga la verdad y sea fiel a mis ideales, todo saldrá adelante, pero he de reconocer que ahora llega el momento de dar un paso al frente por que la situación así lo exige, por que ha llegado el momento de luchar por cambiar las cosas, de luchar por labrar un futuro a base de trabajo, la defensa de nuestros ideales y la constancia del trabajo en equipo.

Me lo han pedido, y me creo sobradamente capacitado para hacerlo, pero si voy hacerlo, lo haré a mi manera. No pienso ser el cómplice de mentiras y de falsedades, ni pienso ayudar a que se humille al pueblo. Yo no he nacido para eso.

Y ahora, toca bajarse el visor, enfundarse la espada, montarse al caballo, y comenzar la batalla por el futuro de la libertad, de la individualidad, y del pueblo. Ha llegado la hora. A por ellos.



Entradas populares de este blog

Oído, visto y sentido

Dos cero dieciocho

A las bravas